Cargando...

LEYENDAS DEL ARBOL DE NAVIDAD

>> martes, 29 de diciembre de 2009

UNA LEYENDA:  
Buena parte de la tradición del árbol de Navidad se origina en una leyenda europea: se dice que durante una fría noche de invierno, un niño buscaba refugio. Lo recibieron en su casa un leñador y su esposa y le dieron de comer. Durante la noche, el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomó una rama de un pino y les dijo que la sembraran, prometiéndoles que cada año daría frutos. Y así fue: aquel árbol dio manzanas de oro y nueces de plata. Por su parte, los germanos vestían sus árboles en invierno (cuando perdían hojas) para que los espíritus buenos que en ellos habitaban regresaran pronto. Los adornos más comunes eran manzanas o piedras pintadas. Se dice que éste fue el origen de los adornos. Las bolas de cristal se incorporaron alrededor del año 1750 en Bohemia. 
La costumbre del árbol se extendió por Europa y América durante el siglo XIX.
OTRA LEYENDA:
Era Nochebuena. Había nevado todo el día, pero por la tarde, la nieve había cesado de caer y el cielo estaba lleno de estrellas. Un leñador volvía a su casa, atravesando el bosque. Se le había hecho tarde y la noche lo había sorprendido en el bosque.
El hombre se detuvo un momento para descansar un poco. Alzó los ojos y vio ante sí un pequeño abeto que se alzaba al cielo. Miles de estrellitas parecían estar posadas en sus ramas, como si estuviera cubierto de hilitos de plata. Ante aquella escena inesperada, el leñador quedó maravillado.
Tras cortar el abeto, se lo llevó a casa, donde lo esperaban su mujer y sus dos hijitos. Como por milagro, las estrellitas se habían quedado sobre las ramas del árbol.
Durante toda la Nochebuena la casa del leñador quedó iluminada por el pequeño abeto reluciente.


MÁS LEYENDAS:
Otra de estas historias habla de un generoso sacerdote que vivió hace 400 años en Alsalcia y cada noche de Navidad, repartía entre los habitantes menos favorecidos de su pueblo alimentos, ropa y dinero que recolectaba durante el año. 
Un día, mientras preparaba los paquetes para sus fieles más pobres, el sacerdote admiró la hermosa noche y se le ocurrió colgar los regalos en las ramas de un abeto próximo a la iglesia. Los pobres podrían así disfrutar además del cielo estrellado de aquella noche clara mientras se cantaban bajo el árbol cánticos sagrados. Tan agradable resultó la reunión que desde entonces el árbol fue el centro de la fiesta navideña.
Cuentos de Navidad:
Si os interesa leer algunos pequeños cuentecillos sobre la Navidad, aquí os dejamos los enlaces:
(fuente : Guia Infantil.com)

  * Un regalo de Navidad.

  * Una Navidad en el bosque.


  * El gigante egoísta.


  * El Niño que lo quería todo.


0 comentarios:

Sobre este Blog

¡ Bienvenidos a nuestro blog experimental !
Lo hemos creado con mucha ilusión para compartir con tod@s nuestr@s amig@s las cosas que más nos gustan y todas las pequeñas "cosillas" que vamos "creando": nuestras redacciones, historietas/ cuentos, imágenes, vídeos interesantes y también para aprender algo nuevo, que siempre viene bien.
Esperamos que os guste mucho.

Seguidores

Estamos conectados

MI FAMILIA

MI MUSICA FAVORITA

DIRECTORIOS

Personal Blogs - BlogCatalog Blog Directory

    © TWINS AND FRIENDS. Friends Forever Template by Emporium Digital 2009

Back to TOP